sábado, 14 de noviembre de 2009

DESPEINADA

Despeinada

Enredada la mente,
el cabello y el alma,
aparente y pura
despeinada la sonrisa
cautiva de agonía,
en la palabra dormida.

polvo empotrado
como cabellos dorados,
fehacientes de ahínco
adornando su hermosura,
petrificando el verdor
de sus ojos callados.

Proclaman sus labios
amores sonrosados,
Su poesía despeinada,
pero lela su cabellera,
descompuesta en versos
embellece sus metáforas.

Nada controla su albedrío,
ni a su cuerpo desmedido,
pobre es su latido,
despeinada su palabra,
desgarra el amor vivido,
En constelación de cupido.

Busca desenredante
o antídoto para el mal,
Solo el nitrato de la figura
y el espejo de su verdad
es transparente y despeinada
como transparente es su original.

AHIDALID ALVARADO ROJAS
Me Reservo Derechos de A utor

sábado, 19 de septiembre de 2009

Mientras.......


Mientras….


Mientras dormía le mentía;
aprisionando su alborada,
como capciosa era la mirada,
profunda y meditabunda
y su torpe lengua confundida,
timaba su ser en certeza,
palmo a palmo sexualizado;
en la angustia encarnada
como beso aconjogado,
que asfixiaba su jolgorio
de aquél carnal, carnal,
del cielo y de su infierno.


Mientras que caminaba,
se perdía en el averno,
del deseo de copular,
su intelecto viril sollozo,
dominado por su sonrisa,
de fatiga compulsiva,
excitado hasta su ombligo,
proclamando un orgasmo,
susurrado en mi clímax:
no, no, no te detengas
sigue gimiendo placer.


Mientras razonaba,
derrocado cayó,
en vehemente sexo,
más locura abundaba,
petrificado murmuraba,
un no, no he terminado;
aún inspirado en la cima,
de sus senos abordo,
su intento de penetrarle,
acariciándole en ira,
su vientre, su atmósfera celeste.


Mientras escribía se exaltaba,
por que la razón era la insensatez,
de quien le ignoraba,
y dormía apaciblemente;
era solo su apetito de sexo,
confundido por dormir,
con el mas bello cuerpo,
habitando los senderos,
de quien ama y miente,
el ego del más fuerte,
el varonil acertijo de tenerle,
de mil veces poseerle.


Mientras soñaba existía;
la más bella, la más bella,
y tristemente su cama vacía,
preparada con frialdad.
Solo le aguardaba una foto,
del ángel con el que soñaba,
entre líneas y perfidias,
pasaba su viril angustia;
exorbitando su alma joven,
para sonreír atónito,
a lo que nunca, nunca fue;
mientras vivía y se Moría.



AHIDALID ALVARADO ROJAS

Me Reservo Derechos de Autor

viernes, 21 de agosto de 2009





COMO ANDAS....

Como andas.....,
como andas del corazón,
entre flores y aromas;
al parecer viviendo como el viento,
al dia con el sabor de la tormenta
y de los rayos del sol
que iluminan tu alma,
es un devenir de amor;
irremediable como el vivir o morir,
en el marcapaso de los años,
te haran entender

que no existen sufrimientos,
que no existen los pecados
y mucho menos las derrotas,
por que solo existes tú,
como rosas al tiempo,
soñando por vivir,
luchando por ser amada
y morir por estar amando,
dulce veneno que alimenta;
ese es el amor que enloquece
como los besos que yacen
en lo que fue y ya no es,
por eso como andas en el presente,

anda tu corazón;
abierto y dispuesto,
al amanecer de cada silencio,
pero sin miedos,
sin falsas pasiones,
tan solo con el sabor,
de que existe quien nos ama
y amamos, sin esperas,
tan solo con el olor
que trae la flor de los años
y de la lúdica de la experiencia
como andas ......
así deprisa sin lagrimas
tan solo con ilusiones
como fuego a la hoguera,
abrumado en besos,
de lo que hoy es..


AHIDALID ALVARADO R.
Me Reservo Derechos de Autor

UN ABRAZO ETERNO

viernes, 7 de agosto de 2009

Secuéstrame para ser libre..... libertad, libertad.



¡Secuéstrame para ser libre!
Secuéstrame en gritos de libertad,
encadéname en cuerpo y alma a mi bandera,
al sol; la única riqueza que ilumina mi sendero,
confúndeme en el azul del cielo y de los mares,
apártame de derramar una gota de sangre más.
Como el memorial de agravios en lealtad y patriotismo,
Pido que fenezca la dicotomía política,
Postulando como premio Nobel de paz,
A un país que no deja de perpetuar libertad;
Por que un pueblo unido jamás será vencido,
por los enemigos del Estado, social de derecho,
de la democracia y soberanía propia de los Colombianos.

Si sois Colombiano, renunciáis a morir en la ignorancia:
En la patria boba, en la desigualdad, en la intolerancia;
para morir de viejos, como dignos ciudadanos en tu vientre;
proclamando los derechos de Antonio Nariño,
cautivados en los versos de Rafael Núñez,
Patria inmarcesible de lanceros; bravíos de Casanare
como el más valiente de los valientes
Pedro Pascacio Martínez, sin más estudio
sin mas razones que vivir o morir por su Tierrita;
viva Boyacá, por su hermosura, por su hidalguía
viva Boyacá, viva Colombia, viva la libertad.


Gracias a la historia que me secuestra en libertad,
derrochando mi amor a los símbolos patrios,
a no morir en la ignorancia desnuda;
para describir a Bolívar con justicia, con honores,
en honra a la victoria de nobles militares;
descalzos guerreros que aún sollozos,
murieron por el amor ha esta patria
y a Santander el hombre de las leyes, el más sublime;
discurría el confundir independencia y la libertad…
¿Será que somos independientes y libres?
o somos el boceto de un Maquiavelo plan,
por deshonrar al Estado, a los que mal o bien gobiernan
o de quienes vivimos conformes y gobernados.


Oh! sagrada madre tierra, vientre de mi madre,
ilumina el follaje de la razón, para dejar de ser;
Parte de los que lloran, los que ignoran,
los que se agobian en tinieblas
o tiene miedo a la reelección presidencial
Pero no luchan por tener líderes buenos
Ciudadanos intachables que amen ha esta patria;
líder no es el que quiere sino el que puede
que infamia morir con las ganas de líder
secuestrado en sus versos, en su ideología,
en la envidia de una riqueza que es del pueblo
pero se consume en los genios extranjeros
en los que tiene dinero y educación.


Mientras que en Colombia mueren: niños de hambre,
secuestrados en la selva por la ignominia,
soldados que tienen de escudo su bandera,
o ciudadanos que mueren por falta de oportunidades laborales,
debe ser que en el confín de lo absurdo,
se perturba el alma de los que han muerto,
creyendo que somos libres, libres, libres.
Adiós miedos y tormentos del despertar Colombiano,
solo queremos vivir o morir en tu suelo,
con lideres y héroes propios del siglo,
secuestrados únicamente por el amor a esta Patria;
Patria que reclama libertad, independencia,
que cese la fatal noche de la muerte,
Y que brille la luz de la inmensa Democracia,
en la autodeterminación del pueblo soberano,
Y el reconocimiento del derecho internacional,
Oh! soberano pueblo colombiano, secuéstrame;
para ser libre en Derechos, en Amor y dignidad
a la Nación que me ha visto nacer
encadenado a tu vientre sin desfallecer.


AHIDALID ALVARADO ROJAS

Me Reservo Derechos De Autor

sábado, 11 de julio de 2009

ECLIPSE



ECLIPSE


Tú mente es un eclipse
que desborda airosa,
la luz nocturna cristalina;
conjugada con la luna,
para ausentarse en el derroche,
con el sol al enamorarse.

Debes eclipsar o vencer,
lunación que te domina
como el tiempo en tú insidia;
le ve llegar en su carroza,
superando tú esbeltez,
en besos hurtados al desdén.

Mira la tierra que te vió nacer;
el ancho cielo que te ama,
hermosos labios de seda,
cuerpo efímero de hada,
ojos de lucero rebelde,
iluminan y oscurecen, tú ser.


Al suspiro de la medio noche,
se interpone la Madre Tierra,
entre tú, la esplendida luna,
y yo, el radiante sol que te deslumbra
como último latido al perecer,
fundida como una élite..


Eclipse de la reverencia,
del Sol ardiente en tus manos
y la furia de la más hermosa luna.
que cabalga en la neblina
como Oda lírica, a tu mente,
que decaen en dócil anochecer.

Duerme, duerme, eclipse,
sueña con palabras de amor,
para que el sol en tu ventana,
despierte tu corazón lisonjero;
sin remordimientos ni miedos,
que te confundan en el cielo.


AHIDALID ALVARADO ROJAS.

Me Reservo Derechos De Autor

sábado, 4 de julio de 2009

Estrépido Sueño...



ESTRÉPIDO SUEÑO

Introito los suefíos perturbados,
estrépitos de infantes abandonados;
habéis carcomido la pugna del sosiego
de vuestro sublime país incógnito
como apabullantes destellos sangrados.

Tú, descoyuntas la furia del conflicto,
encadenando las venas de los justos,
profesando legalidad del soberano
para deleitar un Estado exonerado.

Sucumbe la guerra del pensar desnudos,
del meditabundo fin adolorido.......
que entorpeció los hombres ajusticiados
como erosión de hambre y calor perdido,
en letargo convulsivo por estar vivos.

Despierta fugaz ante un déspota Dios;
preludia un venerable día fecundado,
en la paz misteriosa de los abatidos.
Aún prosélitos del desdén Colombiano,
sois afanadores de un sueño pacificador!

AHIDALID ALVARADO ROJAS
Me Reservo Derechos De Autor

Dedicado al conflicto interno que vivimos
Y a la paz que tanto se nos ha negado.

sábado, 20 de junio de 2009

" Mar de Años..."


"Mar de años ...."
Mar de años,
olas de sueños;
encantan tu alma,
en este día tan celebre
como tu nombre de mar;
que persiste en la juventud
eterna en las entrañas,
mientras que pasan los años,
las décadas o los siglos,
tu alma rejuvenece,
con paciencia prevaleciente
y con esbeltez benevolente;
feliz tú recorres el sendero
para cumplir con la vida
y compartes el amor eterno,
confundiendo el azul del cielo,
el azul cristalino del mar,
el incoloro de tu alma,
el reflejo de tus ojos miel;
gritan sin mentiras y sin miedos,
que eres proclamada en mares
y en océanos incesantes,
por calmar tu sed,
tú belleza inmensa,
heredada por la Diosa Madre,
por el milenio de las tardes,
y el silencio de las olas,
que aman tu esbeltez
y bendicen tu ser.


Ahidalid Alvarado Rojas
Me Reservo Derechos de Autor

Dedicado a la mar, al viento, al susurro
de tu vida...un abrazo fraternal, mi hermosa.
Quien te ama.

Caballero Mírame....


Caballero Mírame…

Caballero mírame como la primera noche,
desnudando mi mente en tu efervescencia,
dominando mis pasos con tu encanto,
cobijando mi corazón constelado
como la tormenta eléctrica de tu mirada,
perplejo y meditabundo, apabúllame en tu noche,
como la primera y la ultima.

Tú, me has preguntado: ¿ me dejarías ?
y siempre mi alma ha respondido:
sí, con la muerte….
y mi condena seria morir en tu ausencia,
¡Oh! que ironía; gritar en el mudo silencio,
no me dejes, mi amado caballero,
despierta; eres Mio hasta en los sueños.

Me han entorpecido tus manos en mi torso,
aduciendo vivir y morir sin afán
como cicuta embriagando el desierto,
de tenerte y no tenerte, de amarte sin fin,
mirándote y sintiéndote perdido en el verdor,
de mis ojos que como potrillos relinchan al regocijo
como la primera noche titilante en mi regazo.

Que seria de mi, sin tu mirada oscureciendo,
mis cautivos versos de mil presentimientos,
de que mi caballero no me viese;
o de que no mirará mi almohada furibunda,
y mi cuerpo yerto en mi alma de angustia,
al No beber de tu aroma, de tu sexo,
alimentando, mi sombría cama de tu presencia.

Mi caballero mírame sin clemencia en desvelo,
por no tenerte aprisionando mi espalda,
aludiendo mi razón, en tus movimientos,
en el mudo despertar de los vivos o los muertos,
como entonaciones de no perderte
en profecías, idolatradas en el miedo,
edificante de ser humanos y no eternos,


No importa enloquecer como una Diosa
amando tu ojos, tu alma, tu mente, tu cuerpo,
Tú, el poseedor de la mirada más amada,
viciada que trasfigura nuestros cuerpos,
en el pálido cansancio de amarte y no dejarte,
en el frívolo incauto de los placeres sedientos,
armados por los embelecos de quien te ama.


AHIDALID ALVARADO ROJAS
Me Reservo Derechos De Autor

Dedicado al ser humano más amado,
con la convicción de que hoy estas aquí;
sin importar en que lugar del planeta estes.
Existen razones para adorarte eternamente;
vivir o morir a tu lado es mi consigna.




domingo, 14 de junio de 2009

! Padre sé feliz !



Padre sé feliz…..

Padre, sé feliz….
como sístole al instante,
dominando tus miedos,
abrazando tus retoños
como aurora disuelta,
en cada sosiego,
que te aflige sin remedio

Padre sé feliz….
como el sol ebulle
torrentes y mares,
calcinando el quedarte solo;
pues tus engendros
son prestamos del cielo,
que apaciguan tu sufrimiento.

Padre sé feliz……
sonríele como la mar al viento
de espaldas al silencio,
sin dejar de susurrar,
cada minuto sus encantos
como querubines encendidos,
al cantar de tus enigmas.

Padre sé feliz….
sin demoras, sin indulgencias,
nada derrumbara tu éxtasis,
de volar al camino,
por que hoy estarás conmigo,
a la derecha de l inhóspito;
pero un amor sincero y perdurable.

Padre sé feliz……
calculando mis pasos,
desenfrenando mis miedos,
orientando mis desatinos,
como el rugir del león,
ensalza sus pequeñas crías;
morir por su prole es alegría


Padre sé feliz ….
no importa, el tiempo,
ni que tus hijos hayan crecido;
sé tú, el dador de la perseverancia,
el dueño de mi morada,
la experiencia inagotable,
indomable para tu conciencia.

Padre sé feliz.. constantemente
siendo tú, el portador de la existencia;
amado, sin periferia,
tan solo con vehemencia
como ama un hijo a su padre,
sin desasosiego mas que sus versos
por verle sonreír por siempre.

AHIDALID ALVARADO ROJAS.

Me Reservo Derechos de Autor

Dedicado al Hombre, más madre que la tierra,
Más hombre que su inteligencia,
Más hijo que sus hijos
El destacado ante la fuerza del universo.
Por ser el padre ejemplar e irremplazable.

A mi Padre de mis ojos;
los que hoy están en el cielo y viven en el corazón de sus hijos;
al Padre de mis hijos por su excelencia, dedicación y amor intachable;
a mis hermanos los Padres ejemplares y perdurable,
a mis primos los consentidores;
a mis cuñados los Padres de la fortaleza;
a mis tíos los Padres cautivadores;
a mis amigos los que aman a sus hijos sobre todas las cosas
y a los demás Padres del Universo,
Gracias por existir.
Quien los amará eternamente!

miércoles, 27 de mayo de 2009

! Tu Mariposa !


Soy yo; ¡tu mariposa!
En silencio desnuda,
ante tus ojos de ausencia;
desaparece en suspiro dormido,
las noches prometidas,
besando en barahúnda idolatría,
el poseerte sin afán, ¡ ahora ¡


Soy yo; ¡tu mariposa!
Meditabunda y sistólica,
acariciándote en mi quimera,
egida en la mil vehemencia,
de ésta tormenta maldita,
carente de tu sonrisa,
ímpetu de mi paranoia.


Soy yo; ¡tu mariposa!
Como siempre solitaria,
en deseo abandonada a la suerte,
profanando el poder verte,
y sentirte en la alborada;
atado a mi fragancia
en éxtasis al amarme.

Soy yo, ¡tu mariposa!
La que viene y va,
Sin rumbo, sin fecha,
con suplica, suplica, suplica,
de verte arraigado a la seda,
de mi pasión desenfrenada,
en la sinalefa de mi siesta!
como siempre soy yo,
¡ Tu mariposa!, ¡ tu mariposa!

Ahidalid.

Me Reservo Derechos de Autor

sábado, 9 de mayo de 2009

! Victoriosa Madre !


Acongoja mis preceptos,
en tus entrañas;
apabulla mi espíritu
como victoriosa
armadura de tus años.
Tú, principio y fin,
de mi discernimiento;
yo el dueño de tu vientre
Plácido conjuro,
de reencarnar en tus brazos
como el bendecido
por el creador
de tan hermosa madre.
Inimitable e irremplazable;
victoriosos el hijo.
que ama sin despojos
sin misterios; tan solo
en besos y besos;
eternos como siempre.
Serás madre victoriosa;
que proclamas palabras,
en dulce savia .
como en mis venas,
destelladas en amor,
por tu infinita existencia,
bendita seas,
mi azucarada bondad,
viva por siempre,
Tú, victoriosa madre.

Ahidalid Alvarado Rojas



Me Reservo Derechos de Autor

miércoles, 29 de abril de 2009

LA SERVILLETA


Bienvenido: dijo la musa,
y escribió tú nombre,
cada día, en una servilleta
para tocar tus labios,
profanar tus ojos.
y enloquecer tu encanto,
seduciendo con el menú;
la oferta de verte,
de rosar tu mano,
de abrazar tu eco
lisonjero y perpetuo,
a la frágil sonrisa
de volver a verte.

La musa fue encantada,
por la brisa de los años,
la secuestro el tiempo
y dejo de verte;
pero jamás te olvido
y por siempre te nombro,
se encarno la servilleta,
en su comida, en la bebida,
era su único aliento,
fue el ropaje del silencio,
la pluma de su sangre
que escribió para ti,
la breve novela,
de tu anonadada existencia.


Ahora la musa libre;
encadeno tu nombre
a su libro, a su antojos,
esclavizo tu alma
como deleitando manjar,
para morir lentamente,
en tus abrazos, en tus besos;
y de la feliz bienvenida
y la idolatrada despedida
solo la servilleta quedo
y el amor floreció
y la muerte deslumbro
a la musa que siempre,
pero siempre te amo.

AHIDALID ALVARADO ROJAS


Me reservo Derechos de Autor

sábado, 25 de abril de 2009

¡ Madre tierra !

¡ Madre tierra !
véndeme, tus ojos de cielo,
confúndeme en ternura
como el viento en su frescura,
perpleja en espejos de agua,
al consagrarme a ti, madre tierra;
tú, territorio sagrado de rocío,
entre el espíritu del padre cielo,
y tu vientre en devoción,
al nacimiento de cada arroyo,
que se levanta como la montaña,
en una gota de verdor del alma,
aleteando el eco al amar,
de los ancestros que sangran,
al oír el hombre, en débil deseo,
de destruirte, condenarte al odio,
darle muerte a su existencia,
a su prole, a sus frutos,
que vergüenza, nos atañe Madre;
es ironía ni el animal más salvaje ignora,
el desnudo de quien lo amamanta,
o el cortejo de tu dulce abrigo,
que no es una herencia de pájaros,
es lírica del cielo y del universo,
enlazada a tu inteligencia, a mi vida,
a vuestra excelencia, a tu hermosura,
mi ambición de explorarte, son mi pena,
más aún bendice mis hijos
y a tus hijos de tu vientre
para que vosotros seáis eternamente poesía,
bendita seas Madre bella, ¡ mi tierra!,
bendito sea el inventor de esta poesía.

AHIDALID ALVARADO ROJAS.

jueves, 9 de abril de 2009

EXCULPACIÓN

Tú, Divina, de la claridad,
rogad por mi innata flaqueza,
que se sucumbe en oscuridad,
por la exculpación de mi torpeza.

Mi rostro exultado, en ansiedad,
mi alma sigilosa y entumecida,
pero, Plácida en mi sensualidad,
como con la garganta carcomida.

Tú, supremo Dios de la idoneidad,
castiga mis deseos con derrota,
condena mi olvido con voluptuosidad,
atando mi cuerpo y mi alma impoluta.

Mi desnudez cabalga con frialdad,
en el pensar de mi inútil travesía,
de la justicia meditabunda y pérdida,
en imputaciones de la maldad.

Ajeno es el delito a mi voluntad,
como el devenir de mi inocencia,
exculpa mi alma en amabilidad,
callad las heridas; solo mías.

Exculpación, exculpación a mi vida,
exculpación, por estar dormida,
exculpación al que me ignora,
exculpación al que no lo entienda.

AHIDALID ALVARADO ROJAS

jueves, 2 de abril de 2009

HADA DE LOS SUEÑOS

HADA DE LOS SUEÑOS

Inhaladota de tu vientre,
cinceláis la perseverancia
del amor de vivos y muertos,
proclamáis la victoria,
como rosas perfumadas,
simples eucaliptos,
de frágiles deseos de seducirte.

Tú, la mujer atrayente,
prepucio de tu amanecer,
como dulces tardes,
descubriendo tu existencia,
mi Hada de las alucinaciones,
perfecta y singular
Dueña de la innovación,
del hombre cautivo,
a tus pies perdido,
con adoración ilimitada,
en el léxico del omnipotente,
que te hace peculiar.
e invencible ante el ser.

El Hada inspiradora,
de los sueños interminables,
de mil caballeros andantes,
que te describen con un verso,
perfecta e incalculable,
tú , el Ada de la existencia.

AHIDALID ALVARADO ROJAS

sábado, 28 de marzo de 2009

CASCADA DE PENSAMIENTOS


Catarata de embeleso,
pausada en cada verso,
disfrazando el pensamiento,
de mi enamoramiento.

Cascada de la seducción,
penetra mi dulce tormennto,
como sol de mi delirio,
Tú, mi ser, mi suspiro.

Mi exhalación lo ha dormido,
pero él, es mi razonamiento,
como chorro de proverbios,
despojando mis sentidos.

Como amante enfurecido,
mi éxtasis se quedo perdido,
entre mi poesía y tu pasión;
mensurada en rimas a tus ojos.

Cascada de pensamiento:
Son tus manos, tu boca, tus ojos;
todo nuestro ser desorientado,
sollozando a gritos que eres mío.

AHIDALID ALVARADO R.

domingo, 15 de marzo de 2009

Padre Omnisciente

Progenitor de nuestra descendencia,
oriundo de la misteriosa llanura,
cortejando en versos a tu musa,
inspiradora, de tus memorias eternas.


Erigido a la merced de lo justo,
evocabas el saber de lo perfecto,
educando con austeridad a tus hijos;
omnisciente en amor e hidalguía.


Tus canas desbordaban sueños,
en afables experiencias vividas,
como encendiendo la fogata,
a la huida de la longevidad..


Así, Padre, desgarraste nuestras almas,
con el Súbito deceso al paraíso;
can prometido, como un hasta pronto,
vitalicio en tu abrazo concedido.

Ahidalid Alvarado Rojas


Dedicado A Buenaventura Vargas G. q.e.p.d.
Especialmente con todo mi Amor y el de mi familia.
En Nombre de su hijo Tomás,
quien amo a su Padre inmensamente
y lo amara eternamente.

jueves, 12 de marzo de 2009

! CLEMENCIA A ESTE AMOR !

Gritad calladamente este amor!
Tan desmedido y placentero,
en el arrullo de tus brazos,
adormeciendo el lumbre,
en amor exaltado y prisionero,
de adorarte con vehemencia.

Tú mi adorador, en la existencia;
colma de alegría tus ausencias,
regocija mi capricho por detenerte;
solo quiero que seas mío,
en el compromiso sellado,
de vivir o morir a mi lado,

Indulgencia del Poderoso,
creador de mi innata rebeldía;
él intuye que son mis versos,
los que enredan los deseos,
de admiración por tu sabiduría
panóptica en la letanía

Ahora la heredare de tus ojos,
tus noches, tus sonrisas,
y por supuesto tu realeza,
eternamente, mi bien amado!
Aprieto mi bendita alma,
ato mi pensamiento al éxito.

Mi ambición se fortalece,
en el ruego de estar contigo
por siempre, siempre, siempre!
Atónito en clemencia de amarte,
en demencia de ser imperecedera,
como palabras viajeras al aliento.

Te ama tu hija.
AHIDALID

miércoles, 4 de marzo de 2009

OJOS IMPASIBLES

Mirada pausada de la noche,
le vi, taciturna y confundida,
en la luz serena de su longevidad,
apresurada en sonreír.

Plasmo su firma en el edén,
parecía galopear en la eternidad,
con delicadeza interpretaba
el arder de los años.

La quimera de su intelecto,
Más su lucero acrecentaba,
Ventura por ser quien era;
La muza de la templanza.

Acariciando el farfullar
Panorámicos de la virtud,
De vivir mil años,
Tranquila como la cristalera.

Poética es como su cielo
adornada en la tarde
de su cabellera sediciosa
Convirtiéndola en inmejorable.

Cautivando con aquellos ojos,
ojos de lumbre y destello
tan impasibles y pacíficos
así son tus ojos.

Los ojos de la luna,
del proceder fragante,
del hoy y del ayer
descubre tu sencillez.


AHIDALID

viernes, 27 de febrero de 2009

Constitución

¡CONSTITUCIÓN!
¡Constitución , constitución,

Constitución del pacto social,
Arma de filo letal,
Corazón del amante de poder,
Inspirador de efímeras razones,
De la autoritaria pasión,
en efervecencia de legitimidad,
de la indolente letra muerta,
tan muerta como el alma
de quienes gobiernan
y se dejan gobernar
¡Constitución , constitución
cimiento del ordenamiento jurídico,
mezcla de la realidad y la ficción,
profanado por el interés.....
o necesidades de conflicto,
apabullante como la heroína,
consumida por Adalid,
héroe de los muertos,
y guía de la reminiscencia
de su Dios Babají; mentira como cierto......
la Constitución es el reflejo
del pacto social dormido,
en el laurel de los títeres y los lentos ,
protagonistas de la historia.


AHIDALID ALVARADO ROJAS

jueves, 26 de febrero de 2009

Imperio Quincuagésimo

Vargas 0Mora
Imperio Quincuagésimo


Preexcelso fragante, de un imperio quincuagésimo,
De Buenaventura Vargas y Viterminia Mora,
Fragüìn en honores de ilustres caballeros,
Amurallando los infinitos senderos,
De un fragoso , pero lumbre amor de fuego,
Triunfos y fracasos andariegos en buenaventura,
Galanteando en las fiestas a la doncella
de su irremediable amor eterno,
la madre de sus hijos,
el replandor de la vida y de la muerte.
Como doce noches proclamando victoria,
En efímeros y errantes sueños engendrados,
Perpetuando la corte de los dioses
Para dar el don a cada uno de sus herederos:
El amor, la belleza, la justicia, el trabajo,
La inteligencia, la fortaleza, la honra, lealtad,
La prudencia, paciencia, la paz,
Y el último don que heredáis ;
Será la perpetuidad de la familia,
Evocada del cielo,
Es la verdad que os hará dueños
Del imperio llanero.


Ahidalid Alvarado Rojas

" ERUDITO "

Afable e insaciable,
Luchador irremediable,
has orientado el corazón
de tus discípulos,
tan triunfadores
como voz.
Habéis exaltado
la ciencia,
con mérito en vuestro nombre
como rayo fulgurante,
en destellos de pasión,
has redactado una historia.
Hombre erudito de epopeya;
Engrandece el alma de patria,
fortalece la virtud doctrinal,
Inmortaliza la maestría,
con los sueños de tus hijos,

eternos como sus nombres!
¡Erudito! Erudito ;

Fulgor de insomnio y coraje,
¡eres el mejor!

AHIDALID

jueves, 19 de febrero de 2009

Perversidad Fulminante


Epitafio mudo,
ideal de melancolía,
enarbólese al monstruo más perverso;
en frenesí por el poder y la batalla,
del nepotismo heroico del payo,
atónito al llanto de la ofensiva.

¡Masacre! Maldita por la vida,
deshonrada en la furia del soldado;
degollada en tu abismo de ironía,
como paradigma desangrado e interrumpido,
bramaras a la hora de la despedida.

Exterminio oscuro de la vil astucia,
friccionado por los harapos,
malolientes en la desintegración muerta,
del ayer como los vivos muertos;
ve ahocicar en la sepultara.

Al holocausto llegaras dormida,
empapada del aroma de un olivo,
muda por la soledad, té iras..
vencida en justicia y constitución;
dormirás por siempre mi bella dulcinea.

AHIDALID

miércoles, 18 de febrero de 2009

Escaramuza


¡Oh, escaramuza!
De ti brota sangre,
de color jaspeado,
besando las estrellas,
metafóricas de la sagrada defunción,
desenterrando las hogueras
de las rocas dormidas,
para cubrir el cadáver,
rígido del combatiente.

Omnipotente, aniquiladora
de los dioses:
eres la musa,
encarnada en la perfidia;
ojos prodigiosos,
malvados, de traición,
como frenéticos cantares;
punzados ante la asfixia
de los secuestrados mortales.

Minas quiebrapatas,
granadas y fusiles;
perforan los sueños
con el tiro de gracia,
a civiles y belicosos
en la legislación;
exuberando tu corazón
nublado.
Efervece en los mudos
elocuentes. ¡Tú escaramuza!
Temblorosa y rechazante;
doblegaras la mirada
hacia la miseria.
desapareciendo sin fortuna
de violación,
con derechos
arables y derrotados,
en la paz inédita de los sapiences.
Ahidalid

poesia de mis sueños: Efímera noche

poesia de mis sueños: Efímera noche

viernes, 13 de febrero de 2009

Efímera noche

Noche de discursos,
habéis perpetrado al espejismo,
de mi alma como aquella nebulosa,
indulgente secreto de mi alma,
cada perfidia de un amor,
embalsa las caricias del poder;
don de enamorado idolatrado,
tú que estas perdido...
ven a mi torrente complacido,
en palpito para adorarte ,
en este sueño nada más que mío;
no más retorica fingida,
ven a mí, ven a mí;
efímera constelación,
de una noche junto a ti;
mi efímera luz,
de ésta tú noche, que solo es mía.
Ahidalid