viernes, 27 de febrero de 2009

Constitución

¡CONSTITUCIÓN!
¡Constitución , constitución,

Constitución del pacto social,
Arma de filo letal,
Corazón del amante de poder,
Inspirador de efímeras razones,
De la autoritaria pasión,
en efervecencia de legitimidad,
de la indolente letra muerta,
tan muerta como el alma
de quienes gobiernan
y se dejan gobernar
¡Constitución , constitución
cimiento del ordenamiento jurídico,
mezcla de la realidad y la ficción,
profanado por el interés.....
o necesidades de conflicto,
apabullante como la heroína,
consumida por Adalid,
héroe de los muertos,
y guía de la reminiscencia
de su Dios Babají; mentira como cierto......
la Constitución es el reflejo
del pacto social dormido,
en el laurel de los títeres y los lentos ,
protagonistas de la historia.


AHIDALID ALVARADO ROJAS

jueves, 26 de febrero de 2009

Imperio Quincuagésimo

Vargas 0Mora
Imperio Quincuagésimo


Preexcelso fragante, de un imperio quincuagésimo,
De Buenaventura Vargas y Viterminia Mora,
Fragüìn en honores de ilustres caballeros,
Amurallando los infinitos senderos,
De un fragoso , pero lumbre amor de fuego,
Triunfos y fracasos andariegos en buenaventura,
Galanteando en las fiestas a la doncella
de su irremediable amor eterno,
la madre de sus hijos,
el replandor de la vida y de la muerte.
Como doce noches proclamando victoria,
En efímeros y errantes sueños engendrados,
Perpetuando la corte de los dioses
Para dar el don a cada uno de sus herederos:
El amor, la belleza, la justicia, el trabajo,
La inteligencia, la fortaleza, la honra, lealtad,
La prudencia, paciencia, la paz,
Y el último don que heredáis ;
Será la perpetuidad de la familia,
Evocada del cielo,
Es la verdad que os hará dueños
Del imperio llanero.


Ahidalid Alvarado Rojas

" ERUDITO "

Afable e insaciable,
Luchador irremediable,
has orientado el corazón
de tus discípulos,
tan triunfadores
como voz.
Habéis exaltado
la ciencia,
con mérito en vuestro nombre
como rayo fulgurante,
en destellos de pasión,
has redactado una historia.
Hombre erudito de epopeya;
Engrandece el alma de patria,
fortalece la virtud doctrinal,
Inmortaliza la maestría,
con los sueños de tus hijos,

eternos como sus nombres!
¡Erudito! Erudito ;

Fulgor de insomnio y coraje,
¡eres el mejor!

AHIDALID

jueves, 19 de febrero de 2009

Perversidad Fulminante


Epitafio mudo,
ideal de melancolía,
enarbólese al monstruo más perverso;
en frenesí por el poder y la batalla,
del nepotismo heroico del payo,
atónito al llanto de la ofensiva.

¡Masacre! Maldita por la vida,
deshonrada en la furia del soldado;
degollada en tu abismo de ironía,
como paradigma desangrado e interrumpido,
bramaras a la hora de la despedida.

Exterminio oscuro de la vil astucia,
friccionado por los harapos,
malolientes en la desintegración muerta,
del ayer como los vivos muertos;
ve ahocicar en la sepultara.

Al holocausto llegaras dormida,
empapada del aroma de un olivo,
muda por la soledad, té iras..
vencida en justicia y constitución;
dormirás por siempre mi bella dulcinea.

AHIDALID

miércoles, 18 de febrero de 2009

Escaramuza


¡Oh, escaramuza!
De ti brota sangre,
de color jaspeado,
besando las estrellas,
metafóricas de la sagrada defunción,
desenterrando las hogueras
de las rocas dormidas,
para cubrir el cadáver,
rígido del combatiente.

Omnipotente, aniquiladora
de los dioses:
eres la musa,
encarnada en la perfidia;
ojos prodigiosos,
malvados, de traición,
como frenéticos cantares;
punzados ante la asfixia
de los secuestrados mortales.

Minas quiebrapatas,
granadas y fusiles;
perforan los sueños
con el tiro de gracia,
a civiles y belicosos
en la legislación;
exuberando tu corazón
nublado.
Efervece en los mudos
elocuentes. ¡Tú escaramuza!
Temblorosa y rechazante;
doblegaras la mirada
hacia la miseria.
desapareciendo sin fortuna
de violación,
con derechos
arables y derrotados,
en la paz inédita de los sapiences.
Ahidalid

poesia de mis sueños: Efímera noche

poesia de mis sueños: Efímera noche

viernes, 13 de febrero de 2009

Efímera noche

Noche de discursos,
habéis perpetrado al espejismo,
de mi alma como aquella nebulosa,
indulgente secreto de mi alma,
cada perfidia de un amor,
embalsa las caricias del poder;
don de enamorado idolatrado,
tú que estas perdido...
ven a mi torrente complacido,
en palpito para adorarte ,
en este sueño nada más que mío;
no más retorica fingida,
ven a mí, ven a mí;
efímera constelación,
de una noche junto a ti;
mi efímera luz,
de ésta tú noche, que solo es mía.
Ahidalid