jueves, 19 de febrero de 2009

Perversidad Fulminante


Epitafio mudo,
ideal de melancolía,
enarbólese al monstruo más perverso;
en frenesí por el poder y la batalla,
del nepotismo heroico del payo,
atónito al llanto de la ofensiva.

¡Masacre! Maldita por la vida,
deshonrada en la furia del soldado;
degollada en tu abismo de ironía,
como paradigma desangrado e interrumpido,
bramaras a la hora de la despedida.

Exterminio oscuro de la vil astucia,
friccionado por los harapos,
malolientes en la desintegración muerta,
del ayer como los vivos muertos;
ve ahocicar en la sepultara.

Al holocausto llegaras dormida,
empapada del aroma de un olivo,
muda por la soledad, té iras..
vencida en justicia y constitución;
dormirás por siempre mi bella dulcinea.

AHIDALID

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"No hay pensamientos más profundos y elocuentes que el de los mudos por el viento y silenciados por el tiempo" Ahidalid