domingo, 15 de marzo de 2009

Padre Omnisciente

Progenitor de nuestra descendencia,
oriundo de la misteriosa llanura,
cortejando en versos a tu musa,
inspiradora, de tus memorias eternas.


Erigido a la merced de lo justo,
evocabas el saber de lo perfecto,
educando con austeridad a tus hijos;
omnisciente en amor e hidalguía.


Tus canas desbordaban sueños,
en afables experiencias vividas,
como encendiendo la fogata,
a la huida de la longevidad..


Así, Padre, desgarraste nuestras almas,
con el Súbito deceso al paraíso;
can prometido, como un hasta pronto,
vitalicio en tu abrazo concedido.

Ahidalid Alvarado Rojas


Dedicado A Buenaventura Vargas G. q.e.p.d.
Especialmente con todo mi Amor y el de mi familia.
En Nombre de su hijo Tomás,
quien amo a su Padre inmensamente
y lo amara eternamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"No hay pensamientos más profundos y elocuentes que el de los mudos por el viento y silenciados por el tiempo" Ahidalid