miércoles, 27 de mayo de 2009

! Tu Mariposa !


Soy yo; ¡tu mariposa!
En silencio desnuda,
ante tus ojos de ausencia;
desaparece en suspiro dormido,
las noches prometidas,
besando en barahúnda idolatría,
el poseerte sin afán, ¡ ahora ¡


Soy yo; ¡tu mariposa!
Meditabunda y sistólica,
acariciándote en mi quimera,
egida en la mil vehemencia,
de ésta tormenta maldita,
carente de tu sonrisa,
ímpetu de mi paranoia.


Soy yo; ¡tu mariposa!
Como siempre solitaria,
en deseo abandonada a la suerte,
profanando el poder verte,
y sentirte en la alborada;
atado a mi fragancia
en éxtasis al amarme.

Soy yo, ¡tu mariposa!
La que viene y va,
Sin rumbo, sin fecha,
con suplica, suplica, suplica,
de verte arraigado a la seda,
de mi pasión desenfrenada,
en la sinalefa de mi siesta!
como siempre soy yo,
¡ Tu mariposa!, ¡ tu mariposa!

Ahidalid.

Me Reservo Derechos de Autor

sábado, 9 de mayo de 2009

! Victoriosa Madre !


Acongoja mis preceptos,
en tus entrañas;
apabulla mi espíritu
como victoriosa
armadura de tus años.
Tú, principio y fin,
de mi discernimiento;
yo el dueño de tu vientre
Plácido conjuro,
de reencarnar en tus brazos
como el bendecido
por el creador
de tan hermosa madre.
Inimitable e irremplazable;
victoriosos el hijo.
que ama sin despojos
sin misterios; tan solo
en besos y besos;
eternos como siempre.
Serás madre victoriosa;
que proclamas palabras,
en dulce savia .
como en mis venas,
destelladas en amor,
por tu infinita existencia,
bendita seas,
mi azucarada bondad,
viva por siempre,
Tú, victoriosa madre.

Ahidalid Alvarado Rojas



Me Reservo Derechos de Autor