sábado, 20 de junio de 2009

" Mar de Años..."


"Mar de años ...."
Mar de años,
olas de sueños;
encantan tu alma,
en este día tan celebre
como tu nombre de mar;
que persiste en la juventud
eterna en las entrañas,
mientras que pasan los años,
las décadas o los siglos,
tu alma rejuvenece,
con paciencia prevaleciente
y con esbeltez benevolente;
feliz tú recorres el sendero
para cumplir con la vida
y compartes el amor eterno,
confundiendo el azul del cielo,
el azul cristalino del mar,
el incoloro de tu alma,
el reflejo de tus ojos miel;
gritan sin mentiras y sin miedos,
que eres proclamada en mares
y en océanos incesantes,
por calmar tu sed,
tú belleza inmensa,
heredada por la Diosa Madre,
por el milenio de las tardes,
y el silencio de las olas,
que aman tu esbeltez
y bendicen tu ser.


Ahidalid Alvarado Rojas
Me Reservo Derechos de Autor

Dedicado a la mar, al viento, al susurro
de tu vida...un abrazo fraternal, mi hermosa.
Quien te ama.

Caballero Mírame....


Caballero Mírame…

Caballero mírame como la primera noche,
desnudando mi mente en tu efervescencia,
dominando mis pasos con tu encanto,
cobijando mi corazón constelado
como la tormenta eléctrica de tu mirada,
perplejo y meditabundo, apabúllame en tu noche,
como la primera y la ultima.

Tú, me has preguntado: ¿ me dejarías ?
y siempre mi alma ha respondido:
sí, con la muerte….
y mi condena seria morir en tu ausencia,
¡Oh! que ironía; gritar en el mudo silencio,
no me dejes, mi amado caballero,
despierta; eres Mio hasta en los sueños.

Me han entorpecido tus manos en mi torso,
aduciendo vivir y morir sin afán
como cicuta embriagando el desierto,
de tenerte y no tenerte, de amarte sin fin,
mirándote y sintiéndote perdido en el verdor,
de mis ojos que como potrillos relinchan al regocijo
como la primera noche titilante en mi regazo.

Que seria de mi, sin tu mirada oscureciendo,
mis cautivos versos de mil presentimientos,
de que mi caballero no me viese;
o de que no mirará mi almohada furibunda,
y mi cuerpo yerto en mi alma de angustia,
al No beber de tu aroma, de tu sexo,
alimentando, mi sombría cama de tu presencia.

Mi caballero mírame sin clemencia en desvelo,
por no tenerte aprisionando mi espalda,
aludiendo mi razón, en tus movimientos,
en el mudo despertar de los vivos o los muertos,
como entonaciones de no perderte
en profecías, idolatradas en el miedo,
edificante de ser humanos y no eternos,


No importa enloquecer como una Diosa
amando tu ojos, tu alma, tu mente, tu cuerpo,
Tú, el poseedor de la mirada más amada,
viciada que trasfigura nuestros cuerpos,
en el pálido cansancio de amarte y no dejarte,
en el frívolo incauto de los placeres sedientos,
armados por los embelecos de quien te ama.


AHIDALID ALVARADO ROJAS
Me Reservo Derechos De Autor

Dedicado al ser humano más amado,
con la convicción de que hoy estas aquí;
sin importar en que lugar del planeta estes.
Existen razones para adorarte eternamente;
vivir o morir a tu lado es mi consigna.




domingo, 14 de junio de 2009

! Padre sé feliz !



Padre sé feliz…..

Padre, sé feliz….
como sístole al instante,
dominando tus miedos,
abrazando tus retoños
como aurora disuelta,
en cada sosiego,
que te aflige sin remedio

Padre sé feliz….
como el sol ebulle
torrentes y mares,
calcinando el quedarte solo;
pues tus engendros
son prestamos del cielo,
que apaciguan tu sufrimiento.

Padre sé feliz……
sonríele como la mar al viento
de espaldas al silencio,
sin dejar de susurrar,
cada minuto sus encantos
como querubines encendidos,
al cantar de tus enigmas.

Padre sé feliz….
sin demoras, sin indulgencias,
nada derrumbara tu éxtasis,
de volar al camino,
por que hoy estarás conmigo,
a la derecha de l inhóspito;
pero un amor sincero y perdurable.

Padre sé feliz……
calculando mis pasos,
desenfrenando mis miedos,
orientando mis desatinos,
como el rugir del león,
ensalza sus pequeñas crías;
morir por su prole es alegría


Padre sé feliz ….
no importa, el tiempo,
ni que tus hijos hayan crecido;
sé tú, el dador de la perseverancia,
el dueño de mi morada,
la experiencia inagotable,
indomable para tu conciencia.

Padre sé feliz.. constantemente
siendo tú, el portador de la existencia;
amado, sin periferia,
tan solo con vehemencia
como ama un hijo a su padre,
sin desasosiego mas que sus versos
por verle sonreír por siempre.

AHIDALID ALVARADO ROJAS.

Me Reservo Derechos de Autor

Dedicado al Hombre, más madre que la tierra,
Más hombre que su inteligencia,
Más hijo que sus hijos
El destacado ante la fuerza del universo.
Por ser el padre ejemplar e irremplazable.

A mi Padre de mis ojos;
los que hoy están en el cielo y viven en el corazón de sus hijos;
al Padre de mis hijos por su excelencia, dedicación y amor intachable;
a mis hermanos los Padres ejemplares y perdurable,
a mis primos los consentidores;
a mis cuñados los Padres de la fortaleza;
a mis tíos los Padres cautivadores;
a mis amigos los que aman a sus hijos sobre todas las cosas
y a los demás Padres del Universo,
Gracias por existir.
Quien los amará eternamente!