viernes, 21 de agosto de 2009





COMO ANDAS....

Como andas.....,
como andas del corazón,
entre flores y aromas;
al parecer viviendo como el viento,
al dia con el sabor de la tormenta
y de los rayos del sol
que iluminan tu alma,
es un devenir de amor;
irremediable como el vivir o morir,
en el marcapaso de los años,
te haran entender

que no existen sufrimientos,
que no existen los pecados
y mucho menos las derrotas,
por que solo existes tú,
como rosas al tiempo,
soñando por vivir,
luchando por ser amada
y morir por estar amando,
dulce veneno que alimenta;
ese es el amor que enloquece
como los besos que yacen
en lo que fue y ya no es,
por eso como andas en el presente,

anda tu corazón;
abierto y dispuesto,
al amanecer de cada silencio,
pero sin miedos,
sin falsas pasiones,
tan solo con el sabor,
de que existe quien nos ama
y amamos, sin esperas,
tan solo con el olor
que trae la flor de los años
y de la lúdica de la experiencia
como andas ......
así deprisa sin lagrimas
tan solo con ilusiones
como fuego a la hoguera,
abrumado en besos,
de lo que hoy es..


AHIDALID ALVARADO R.
Me Reservo Derechos de Autor

UN ABRAZO ETERNO

viernes, 7 de agosto de 2009

Secuéstrame para ser libre..... libertad, libertad.



¡Secuéstrame para ser libre!
Secuéstrame en gritos de libertad,
encadéname en cuerpo y alma a mi bandera,
al sol; la única riqueza que ilumina mi sendero,
confúndeme en el azul del cielo y de los mares,
apártame de derramar una gota de sangre más.
Como el memorial de agravios en lealtad y patriotismo,
Pido que fenezca la dicotomía política,
Postulando como premio Nobel de paz,
A un país que no deja de perpetuar libertad;
Por que un pueblo unido jamás será vencido,
por los enemigos del Estado, social de derecho,
de la democracia y soberanía propia de los Colombianos.

Si sois Colombiano, renunciáis a morir en la ignorancia:
En la patria boba, en la desigualdad, en la intolerancia;
para morir de viejos, como dignos ciudadanos en tu vientre;
proclamando los derechos de Antonio Nariño,
cautivados en los versos de Rafael Núñez,
Patria inmarcesible de lanceros; bravíos de Casanare
como el más valiente de los valientes
Pedro Pascacio Martínez, sin más estudio
sin mas razones que vivir o morir por su Tierrita;
viva Boyacá, por su hermosura, por su hidalguía
viva Boyacá, viva Colombia, viva la libertad.


Gracias a la historia que me secuestra en libertad,
derrochando mi amor a los símbolos patrios,
a no morir en la ignorancia desnuda;
para describir a Bolívar con justicia, con honores,
en honra a la victoria de nobles militares;
descalzos guerreros que aún sollozos,
murieron por el amor ha esta patria
y a Santander el hombre de las leyes, el más sublime;
discurría el confundir independencia y la libertad…
¿Será que somos independientes y libres?
o somos el boceto de un Maquiavelo plan,
por deshonrar al Estado, a los que mal o bien gobiernan
o de quienes vivimos conformes y gobernados.


Oh! sagrada madre tierra, vientre de mi madre,
ilumina el follaje de la razón, para dejar de ser;
Parte de los que lloran, los que ignoran,
los que se agobian en tinieblas
o tiene miedo a la reelección presidencial
Pero no luchan por tener líderes buenos
Ciudadanos intachables que amen ha esta patria;
líder no es el que quiere sino el que puede
que infamia morir con las ganas de líder
secuestrado en sus versos, en su ideología,
en la envidia de una riqueza que es del pueblo
pero se consume en los genios extranjeros
en los que tiene dinero y educación.


Mientras que en Colombia mueren: niños de hambre,
secuestrados en la selva por la ignominia,
soldados que tienen de escudo su bandera,
o ciudadanos que mueren por falta de oportunidades laborales,
debe ser que en el confín de lo absurdo,
se perturba el alma de los que han muerto,
creyendo que somos libres, libres, libres.
Adiós miedos y tormentos del despertar Colombiano,
solo queremos vivir o morir en tu suelo,
con lideres y héroes propios del siglo,
secuestrados únicamente por el amor a esta Patria;
Patria que reclama libertad, independencia,
que cese la fatal noche de la muerte,
Y que brille la luz de la inmensa Democracia,
en la autodeterminación del pueblo soberano,
Y el reconocimiento del derecho internacional,
Oh! soberano pueblo colombiano, secuéstrame;
para ser libre en Derechos, en Amor y dignidad
a la Nación que me ha visto nacer
encadenado a tu vientre sin desfallecer.


AHIDALID ALVARADO ROJAS

Me Reservo Derechos De Autor