domingo, 25 de julio de 2010

AMENECI ESCRIBIENDO

Amanecí Escribiendo
Amanecí escribiendo,
entre tus hojas al viento
como cantares de silencio,
abrigados por el sueño
de quien ama sin remedio;
no puedo cejarme,
con finas rosas
deshojando los años,
sin sentir tus espinas;
pero sí puedo amarte,
amarte por siempre.
Amanecí escribiendo,
que eres un desvelo,
una caricia rozando,
el otoño del tiempo
de lo que fue pasando,
sin detener tu sueño,
sin dejar un minuto
de pensar que eres,
justo a mi desnudo,
apto para venerar
mi vientre.....
Amanecí escribiendo,
en mis manos tus rasgos
como en nombre de Dios;
Sol naciente mitológico,
que aposenta silencioso,
en el rumor de los anales,
en el arte de amar,
pintado el encanecido,
rayo de mi escultura;
prócer de ser libre
entre tus brazos al perecer.
Amanecí escribiendo
que perecería en tu aliento
como rosas en ciclón,
excusada con pasión,
enojada en tu erotismo,
por dormir sin verte,
por eso aguardo callada
como mis ojos el hálito
han de turbar mis entrañas,
por seguir escribiendo,
que junto a mi amaneces.
AHIDALID ALVARADO ROJAS
Me Reservo Derechos De Autor


No hay comentarios:

Publicar un comentario

"No hay pensamientos más profundos y elocuentes que el de los mudos por el viento y silenciados por el tiempo" Ahidalid